Faroles Guía

farolesDos suntuosos faroles heráldicos acompañan a la Cruz de Guía y abren el desfile procesional de la hermandad, compuestos de igual material y porte que esta.

Los faroles son de forma cuadrada y en su estado original fueron concebidos tal y como hoy los conocemos, es decir, la parte superior se encuentra libre. Desde mediados de los años ochenta hasta finales del siglo XX procesionaron con una tapa de madera en color burdeos y dorados a modo de capucha que hacía resaltar la luz interior que los ilumina al igual que la Cruz de Guía.

Están dorados con pan de oro bruñido, conservándose gran cantidad de su dorado original.

Poseen un mástil de madera acanalada de unos dos metros de longitud pintado en color carruaje y dorado, que hace que se magnifique su porte y fueron adquiridos al mismo tiempo que su hermana la Cruz de Guía.

Han sido y son unos de los ornamentos que mas han sufrido los avatares del tiempo y los desfiles procesionales, recibiendo varias restauraciones, como por ejemplo en el año 1.996 donde, entre otras cosas, se le cambiaron los cristales por los que hoy lucen con motivos pasionales y el escudo de la hermandad, que a su vez habían sustituido sobre principios de los años ochenta a otros cristales que tampoco eran los originales. En dicha restauración aparte de los cristales, se volvió a encolar la pieza entera de cada farol y se doró lo que mas deteriorado estaba.

Aquí se encuentran expuestos tras haber recibido una importante restauración gracias al trabajo realizado por el orfebre Gonzalo Angulo Vigo de Bronces Angulo, Lucena (Córdoba).

Comparte en tus redes

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn