Paso de Cristo

paso-c-1Los orígenes de las andas o pasos procesionales se remontan a varios siglos atrás. Desde entonces ha ido evolucionando hasta conformar la topología de lo que conocemos en nuestros días: un armazón, llamado parihuela, sobre el que se dispone lamesa o base en la que se portarán las diferentes imágenes. Este armazón va recubierto por una delicada labor decorativa, destinada a embellecer el conjunto, por lo general a base de maderas talladas, o incluso, con metales labrados o repujados, tal es el caso de la plata. Sobre la mesa, generalmente se sitúa lo que se conoce como canastilla, una especie de peana de menor tamaño, sobre la que se sitúa la imagen o imágenes, distribuye las imágenes propias del momento representado. Bajo la base de la mesa, se distribuyen los palos o trabajaderas, una serie de listones transversales de madera fuerte que permitirán que el costalero o portador cargue sobre su cuello el peso del paso.

paso-c-2El paso procesional del Cristo del Descendimiento de Olivenza procede de una hermandad penitencial de Olivares (Sevilla), fue adquirido en el año 1.956, manteniéndose en la forma adquirida  en su totalidad, salvo algunas remodelaciones destinadas a conservarlo y mejorarlo. En líneas generales, responde al modelo de paso procesional de estilo sevillano, lo que se ha conocido como estilo neobarroco sevillano y que es el que se desarrolla en este paso del Descendimiento.

Cabe resaltar que la casualidad y estudios minuciosos dan como resultado que el autor de la canastilla de estas andas fue el célebre imaginero barroco andaluz y arquitecto de retablos D. Manuel García de Santiago quien las talló en el año 1.756.

Faroles del Paso de Cristo

faroles-c-1Sobre las andas del paso del Cristo del Descendimiento cabe destacar la presencia de cuatro faroles en metal dorado, ubicados en las esquinas, que dan luz a la imagen.   Se puede observar en ellos una delicada y meticulosa labor de orfebrería, donde se repiten los elementos vegetales del resto del paso, en este caso a base de un trabajo mucho mas estilizado.

Al llevar a restaurar, en el año 2.010, los faroles del Paso de Cristo a la afamada Casa Ovidio en la provincia de Ciudad Real, recibimos con sorpresa la maravillosa noticia del “porqué” los faroles eran tan valorados y codiciados por personas ajenas a nuestra hermandad.

Desde siempre se sabia que los faroles eran muy valiosos, pero no se sabia el porqué. El padre del clan “Ovidio”, nos dio la respuesta.

faroles-c-2Los faroles están firmados por “MANUEL SECO”, y quien conozca algo del mundo de la orfebrería o se interese por el, puede averiguar que la familia Seco es una saga de afamados orfebres sevillana, cuyo taller, que va ya por la quinta generación, entre otros méritos, posee:

  *Cruz de Alfonso X El Sabio.

  *Exposición de obras en la EXPO NUEVA YORK DE 1.964

  *Trabajos para la Santa Sede Vaticana bajo la recomendación del gobierno de España.

  Entre los trabajos mas destacados de esta casa, podemos encontrar los siguientes:

  *Respiraderos del Paso de la Virgen de las Aguas de Sevilla.

 faroles-c-3 *Respiraderos del Paso de la Virgen del Patrocinio de la hermandad del “Cachorro” de Sevilla.

  *Candelería del Paso de la Macarena de Sevilla.

  * Y un largo etc. etc.

También cabe decir que esta casa solo firma alguna de sus obras, en concreto las que ellos consideran  que son más destacadas y estos faroles cuentan con esta valiosa firma.

 

 

Comparte en tus redes

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn